¿Qué se considera literatura fantástica?

SOBRE LITERATURA FANTÁSTICA

¿Qué es la literatura fantástica? Cuando hablamos de fantasía, la gente suele pensar en Las Crónicas de Narnia o El Señor de los Anillos, pero ¿qué define exactamente a un género literario?

Pongamos el ejemplo de El Viento en los Sauces. Aquí, unos animales (aunque humanizados) sirven para ejemplificar algunos comportamientos y actitudes humanas. Éstos, por supuesto, están exagerados y buscan un efecto cómico, pero ¿podríamos decir que la obra en cuestión pertenece al género fantástico? Mi opinión es, claramente, afirmativa. En el mundo real los animales no hablan y no conducen vehículos, pero la pregunta sería: ¿Es literatura fantástica El Viento en los Sauces por el simple hecho de que sus protagonistas son animales que se comportan como humanos?

Veamos otro ejemplo. Pensemos en Alicia en el País de las Maravillas (o, en una traducción más fiel al original, Alicia en Maravillalandia). En esta novela hay animales caracterizados como humanos (aunque no estén en sus cabales), además de otros elementos fantásticos como alteraciones del mundo físico (cambios de tamaño, desapariciones…). Pero ¿qué hace de Alicia un relato fantástico? Quizá lo nombrado anteriormente o algo más que haya que buscar en otro continente…

Estamos en el continente sudamericano, donde un subgénero brilla con luz propia: El realismo mágico, con La Casa de los Espíritus como uno de sus principales exponentes. En este libro se narra una historia familiar a lo largo de cuatro generaciones en las que suceden una serie de eventos extraordinarios e inverosímiles como nacer con los ojos amarillos o el pelo verde. En esta ocasión, sin embargo, no tenemos animales parlantes ni elfos o dragones, pero no por eso la obra de Isabel Allende es menos fantástica que la de Tolkien.

La fantasía, y parafraseo a la RAE, es la representación de ideales en forma sensible o el grado superior de la imaginación. Por eso, si yo escribo una historia de corte realista, estaré aportando algo de mi cosecha por mucho que me ciña a unos hechos objetivos y reales (incluso si hablamos del género biográfico o el epistolar, donde la visión del autor estará subjetivada por sus circunstancias personales). Y es esa invención, justamente, la que desarrollará el germen fantástico incubado por la imaginación, madre de todas las formas de arte.

Por lo tanto considero que, cualquier escritor o cualquier artista, siempre que esté creando alguna forma de arte, estará moviéndose en el terreno de la fantasía; un mundo de conceptos abstractos que pueden concretarse mediante por procesos físicos e intelectuales. Un mundo que nos brinda la máxima expresión del ser humano: la creación artística, utilizada a lo largo de la historia de la humanidad para dar respuesta a los grandes interrogantes.

Artículo elaborado por el Doctor Raputnik.

Dejar una contestacion

Por favor inicie sesión para comentar.