La llegada de robots no tiene por qué destruir empleo

 

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL CONTRA EL HUMANOIDE

La mayoría de la gente se habrá cansado de leer noticias y posts acerca de la incorporación de los robots al mercado laboral y de que si van a destruir muchísimos empleos, que sí solo quedará trabajo humano para las personas que se ocupen de crear y mantener a los robots, y un sin fin de especulaciones que se están suponiendo sobre la futura llegada de estos seres.

No sé si diré algo diferente a lo que tú piensas, pero cuando MCLaw engancha el boli, se pone a escribir y no sólo temas, sino también te habla de la actualidad y sus problemas y por lo tanto hay que escucharle porque seguro que algo importante nos puede decir, Ok.

Bueno lo que quiero voy a intentar explicar es mi opinión, ya que no tengo la verdad absoluta sobre lo que va a suceder, pero yo tengo mi propia idea y por lo tanto la voy a definir, y mi modo de ver de como deberían actuar los nuevos perfiles, así como el gobierno en cuanto a la regulación de estas máquinas.

En primer lugar, y como ya habrás leído en muchos lugares, es que se van a destruir muchísimos empleos, y eso va a ser cierto, no es necesario ser un erudito para darse cuenta que los trabajos mecánicos y automatizados van a desaparecer con la llegada de la inteligencia artificial, eso es un hecho que hay que ir haciéndose a la idea, por lo que la primera premisa parece clara, y es que los trabajos simples y rutinarios que no requieran de una especial complejidad para ejecutarlos van a ser los más perjudicados a priori, y no estoy hablando de perfiles de trabajadores no cualificados, sino de trabajos mecánicos como por ejemplo el de un contable que mete asientos en un programa, un técnico de nóminas, etc. Como ves, para acceder a esos puestos se requiere de una cierta formación, pero en la práctica son trabajos de muy fácil robotización al ser muy mecánicos. También se verán afectados los trabajadores de almacenes cuyos procesos de producción sean en cadena, así como los trabajos de telefonistas.

Pero yo me pregunto sinceramente, ¿el que desaparezcan puestos de trabajo de capital humano lleva consigo la destrucción de empleo?, para mí la respuesta es rotundamente negativa, es muy distinto la sustitución de unos determinados puestos de trabajo por humanos, con la destrucción de empleo a nivel global, ya que con la incorporación de los robots aparecerán numerosos nuevos tipos de empleo.

Ya que estamos hablando de tecnología, vamos a poner como ejemplo la llegada de los ordenadores y de Internet como fuentes creadoras de empleo.

Con la llegada de estas herramientas se me ocurren una gran cantidad de puestos de trabajos nuevos que se han generado, algunos de ellos son:

  • Informáticos.

  • Programadores.

  • Diseñadores web.

  • Comunnity manager.

  • Responsable SEM y SEO.

  • Marketing online.

  • Redactor de contenido.

  • Ecommerce Manager.

  • Analista digital.

  • Diseñador gráfico.

  • Asesor informático.

Y ya paro de nombrar porque hay muchísimos más, pero lo que quiero transmitir es que la llegada de los robots al mercado laboral no va a generar sólo trabajos de crear y reparar robots, sino que se derivarán a otros muchos tipos de trabajo que irán relacionados con el avance de estás máquinas. Yo desconozco el futuro y no puedo decir que trabajos se van a desarrollar porque eso no lo sabe nadie, pero así de primeras se me ocurren algunos puestos nuevos de trabajo que se podrían crear como por ejemplo diseñadores gráficos de robots, porque seguro que la estética también primará en el futuro, también intermediarios, publicistas de estas máquinas, representantes de robots, empresas de renting de estos colectivos, y seguro que al igual que internet se crearán otras muchas más que mi capacidad creativa en estos momentos no puede dilucidar.

Realmente lo que me preocupa no es que se vaya a destruir empleo, ya que mi ecuación sería clara, (destrucción de un empleo = creación de uno nuevo), sino, las dificultades que puedan llegar a tener las personas que lo pierdan de acceder a nuevos puestos de trabajo, ya que necesitarán de una formación nueva, adquisición de nuevas habilidades, etc, y el Estado, a mi juicio, tendría que crear un programa de reinserción de estas personas al mercado, lanzando medidas de discriminación positiva para incentivar su contratación, como el Estado no actúe con celeridad y eficiencia, estos trabajadores pueden tener serios problemas en el futuro.

En cuanto a la regulación legal de los robots, los gobiernos deben actuar y legislar de forma adecuada, ya que va a ser muy importante la capacidad de reacción que tengan. Bajo mi punto de vista, la inteligencia artificial debe de competir en igualdad de condiciones que las personas, y es por ello que cuando se incorporen, deben existir unas normas que regulen cotizaciones para este colectivo, pago de impuestos equitativo al de los trabajadores, incluso impuestos especiales por tenerlos trabajando, ya que si ellos no van a cobrar un salario, al menos se deberían de crear algunos tipos de impuestos que sustituyan esa condición, ya que de lo contrario el coste de tener trabajadores será muy superior al de las máquinas. Los impuestos que pueden recaudarse por tener máquinas en las empresas, podría aprovecharse para ser utilizados para activar ese programa de reinserción y recualificación profesional de las personas del párrafo anterior, es una sugerencia que dejo ahí.

Por otro lado pienso, siempre bajo mi humilde y respetable opinión, que los robots nunca podrán llegar a reemplazar los trabajos que requieran de cualidades humanas innatas, porque por mucha inteligencia que tengan, hay algo que las máquinas desde mi conocimiento no van a tener al menos a corto plazo y eso son sentimientos.

Por lo que a mi modo de ver, un robot puede llegar en cuanto a conocimientos a superar a 1.000 abogados juntos, puesto que se le programa de leyes, sentencias, pruebas y procedimientos y puede llegar a ser capaz con un algoritmo a darte la mejor respuesta posible, pero los humanos tenemos algo que los robots no pueden llegar a tener todavía y es la picaresca, ya que un algoritmo te puede llegar a dar una gran solución, pero al fin y al cabo es una máquina y puede fallar y enfrente puede tener alguien que le contradiga con argumentos y el robot no tenga esa capacidad mental de contradecir un contra argumento imprevisto, como si la puede tener un abogado humano astuto.

Las emociones son parte de los humanos y ningún robot puede empaparse de ellas por muy tierno que nos pareciera Chappie en el cine, porque un robot no puede escribir lo que estoy escribiendo yo ahora, ni hacer los temas que yo haga, porque para ello, se necesita una vida de valores, de empaparte de una cultura, de ir a la universidad, de experiencia laboral y sobre todo de sentimientos que dan como resultado las cosas más bonitas y apreciables de este mundo.

Soy una máquina de emociones,

inteligencia artificial de amor,

es lo que ofrezco a cambio de dolor,

soy el compositor de estas relaciones,

que calan profundo en los corazones,

la belleza es un signo de mi olor,

poeta seguiré hasta hacerme mayor,

y no me asustaré cuando oiga el motor de drones,

ya que nunca podrán hacerte estas canciones.

Estos versos salen del alma y de la pasión, y el día que un robot pueda llegar a componer de esta forma, me asustaré y empezaré a pensar que quizás la extinción de los humanos esté cerca y sobremos en el planeta.

En definitiva, la llegada de los robots hará que desaparezcan muchísimos puestos de trabajo, muchos trabajadores serán reemplazados por máquinas, ese colectivo de trabajadores que serán reemplazados son los que más complicado van a tener su inserción en el mercado laboral, por eso espero que el Estado regule y facilite formaciones adecuadas e incentive a las empresas para su pronta incorporación al mercado como ya he explicado antes.

Pero al igual que muchas revoluciones industriales, se van a generar otros muchísimos puestos de trabajo, y eso es una realidad, al igual que es cierto que una gran cantidad de puestos nunca podrán ser reemplazados por máquinas, porque se necesita algo que solo tenemos los seres humanos, unos en mayor medida que otros, y no es otra cosa que la capacidad de sentir emociones.

Dejar una contestacion

Por favor inicie sesión para comentar.