Kase O no es solo rap

JAVIER IBARRA ES ÚNICO UN ICONO DEL PUTO RAP

Este maestro de ceremonias de treinta y siete años de edad, se ha convertido en todo un icono en el panorama del rap nacional. Conocido mundialmente por formar parte del grupo Violadores del verso, también conocidos como Doble V, el arte de Kase O va mucho más allá de lo convencional. Mamó el rap desde bien pequeño, gracias a su hermano mayor Brutal, que ya formaba parte de un grupo. Con sólo trece años, Kase grabó un cassette con su primera maqueta y no paró de rapear nunca más, su primer tema que impresionó al panorama fue “Soy de Aragón”. Kase ha confesado en diversas entrevistas que realmente empezó a escribir sus propios temas por la influencia de raperos americanos, ya que el y su hermano pensaron que podían hacer rap en español, ya que les gustaba esa música pero era complicado entender las letras por la barrera del idioma.

Este artista zaragozano, del barrio de la Jota, ha utilizado múltiples alias a lo largo de su trayectoria aparte de Kase O, como son Javat, Jodeculos Ibarra, y no le falta razón, ya que cuando saca un tema puede joder mucho a alguien, o Versátil, este también le definiría a la perfección, ya que ha rapeado con crudeza utilizando bebidas como temática (ballantines o trae ese ron), así como diferentes estilos como en “Cantando” o más recientemente en su último disco en “Mazas y Catapultas” en el que combina algo así como una mezcla de rap y rumba.

Además de múltiples colaboraciones con raperos de prestigio y de algún que otro maxi-single, Kase O se lanza a la piscina y, a finales del año 2016, lanza un álbum en solitario, con un título redondo: El círculo. Kase O no solo es rap, Kase O son letras directas como balas al corazón que duelen, pero que a veces también son necesarias. Letras que hacen del rap la música reina de la calle, una música que está más viva que nunca, haciendo que lo políticamente incorrecto llegue a jóvenes que pueden replantearse su futuro… y el nuestro. Entre otras cosas, el músico nos cuenta de primera mano la severa depresión que tuvo, provocada por su autoexigencia o la presión y las expectativas que puede crear su profesión.

Su álbum, titulado “El círculo”, son diecisiete grandes canciones que, como él mismo dice, le han salido de las entrañas. Al escucharlas, se nota que ha volcado todo lo vivido, todo lo que es, todo lo que necesitaba escupir de alguna manera y que el artista llevaba guardado dentro. Aunque en el escenario puede ser un Dios, Kase O es un humano como cualquier otro, que sufre y llora. Esto es lo que queda patente en cada una de sus letras, incluso lo podrás ver llorar en el track 16 “Basureta” de su último disco.“ Prometió mente, corazón, garganta y estómago” y lo ha hecho. Kase O te abre los dos primeros, y consigue, también, cerrarte los segundos.

Por todo ello Javier Ibarra ha sido premiado recientemente por la Comunidad Aragonesa en la gala de los premios a la música, habiéndose llevado consigo 5 estatuillas de 6 que estaba nominado, un gran reconocimiento para él, como para el rap y todos los que le seguimos cada día.

Se rumorea que “El Círculo” podría ser su último álbum, el título podría ser una indirecta metáfora que nos lanza, haciendo alusión a que cierra el círculo con el rap para siempre, pero el Señor Ibarra es Hip Hop, es el símbolo de la cultura en España y nadie se imagina un mundo sin Kase O, y el no creo que se imagine una vida sin el rap.

Javier Ibarra nación con el rap en la sangre, y se convirtió en Kase O, capaz de hacer sangre con el rap. Lo dicho, Kase O no es solo eso, es mucho más.

Dejar una contestacion

Por favor inicie sesión para comentar.