Crítica sobre “La LLegada”

La llegada de Denis Villeneuve

La Llegada, de Denis Villeneuve, es una película atípica de principio a fin. Una apuesta arriesgada que convence, ya sea por su impecable factura técnica o por el enfoque original de una premisa que no lo es tanto.

En esta cinta de ciencia ficción asistiremos a una invasión extraterrestre y a cómo, desde un punto de vista filológico, una lingüista y un científico tratan de establecer contacto con los alienígenas. Y aquí es donde nos damos cuenta de que el lenguaje es más complejo de lo que pensamos.

La lengua, la expresión, es lo que define nuestra concepción del mundo, y existe la teoría de que una forma de expresión diferente nos permitiría percibir la realidad de manera diferente. Esta sencilla proposición será el hilo conductor de una película que enredará la madeja hasta desentrañar los más básicos y rudimentarios aspectos del lenguaje, siempre puesto en contraste con otro sistema de comunicación que nos resultará, valga el juego de palabras, extraterrestre.

Como si de un palíndromo se tratara, idea repetida durante toda la película que marca hasta su propia estructura, el filme de Villeneuve, visualmente hermoso e impactante, poético a veces, combinará esta vertiente poética con la más prosaica de la política exterior y las relaciones internacionales. Porque una invasión extraterrestre, por supuesto, trae consecuencias a escala planetaria, sobre todo cuando las naves espaciales se han posicionado sobre diferentes países.

Pero, aparte de la narración global, habrá una historia menor, más íntima y sutil, encarnada en los conflictos de la protagonista, una magnífica Amy Adams nominada a mejor actriz dramática en los Globos de Oro. Enfrentando lengua y ciencia, razón y comunicación, Louise Banks, experta en lingüística contratada por el Gobierno de los Estados Unidos, tendrá que trabajar codo con codo con el científico Ian Donnelly (Jeremy Renner), siempre bajo la atenta y apremiante mirada del Coronel Weber (Forest Whitaker). Pero, por supuesto, no estarán solos. A parte de sus alter ego extraterrestres, fuerzas aún más poderosas, políticos y personalidades encargados de resolver la crisis, les presionarán para que resuelvan las preguntas clave: ¿quiénes son?, ¿qué quieren?, ¿de dónde vienen?… antes de que las revueltas sociales y el conflicto internacional se vuelvan insostenibles y obliguen al Gobierno a tomar medidas de fuerza contra los invasores.

Artículo elaborado por el Doctor Raputnik

Dejar una contestacion

Por favor inicie sesión para comentar.